Selección de Marzo 2019

¿Blancos autóctonos y longevos? ¡También en Italia!

Selección de Marzo 2019

Inama Soave Classico Vigneto du Lot 2016 (2 botellas)
Fazi Battaglia Verdicchio di Jesi San Sisto 2015 (2 botellas)
Guido Marsella Fiano di Avellino 2015 (2 botellas)

Precio del lote: 121,98 €
Precio especial Club: 107,60 €
Se ahorra: 14,38 € (11.78%)

¡Suscribirme ahora!

Acerca de esta selección...

La producción de vinos blancos y longevos ha sido un aspecto delicado durante mucho tiempo en Italia. Durante muchos años los bodegueros al sur de los Alpes han considerado que las uvas blancas no son las adecuadas para este tipo de vinos y, en su gran mayoría, las han destinado a la producción de vinos inmediatos ignorando el inestimable patrimonio territorial y ampelográfico que tenían en sus manos.

Desde hace unos treinta años este escenario ha cambiado profundamente. Desde el norte hasta el sur del país, los productores con perspectivas más amplias se han inspirado a menudo en las prácticas francesas de vinificación y han iniciado un cambio radical. Es una operación fácil si consideramos la riqueza de Italia no solo en términos de terroirs adaptados naturalmente a la excelente longevidad de vinos blancos (de suelos volcánicos, tufáceos, calcáreos...), sino también las fuertes vides que, gracias a su intrínseca verticalidad y mineralidad, garantizan una longevidad que puede alcanzar los 20 años.

Garganegra, verdicchio, fiano, trebbiano, vernaccia, friulano y grechetto son solo algunas de las variedades que el mundo del vino italiano no ha valorado en su justa medida. Ahora, después de algunas décadas desde que dieron inicio los primeros experimentos, estamos disfrutando de algunas añadas de la década de 1990 que nos regalan increíbles emociones sensoriales.

La magia de estas vides surge de su capacidad para conjugar la territorialidad —gracias a una excepcional acondicionamiento a la dureza de los suelos minerales y al clima de colinas y montañas—, con la profunda longevidad que alcanza el vino tras su paso por madera, y con una fermentación maloláctica y un periodo de tiempo en contacto con sus lías que realzan la personalidad sin alterar su carácter. Aunque es característico de las variedades internacionales como la chardonnay, lo cierto es que estas variedades autóctonas no tienen un rendimiento menor en cuanto a expresar, incluso dos o tres décadas después de su vendimia, las características del clima y el paisaje que las concibió.

Comprar en la tienda

¿Desea comprar botellas sueltas de esta selección a precio de lista?

Su próximo envío

  • Los envíos del Club se realizan durante la última semana del mes.
  • Si desea añadir más cajas al pedido, contacte con nosotros.
  • Puede consultar o modificar la dirección de envío y la modalidad de pago accediendo a su cuenta.
  • Si se subscribe ahora todavía está a tiempo de recibir esta selección.

¡Suscribirme ahora!

Sin cuotas ni costes de inscripción. Obtendrá descuentos y un gran regalo al darse de alta.
Más información

Inama Soave Classico Vigneto du Lot 2016 (2 botellas)

Blanco. Inama Soave, Italia Garganega

Botella: 17,28 € socios club / 19,50 € no socios


En activo desde 1967, la bodega de Stefano Inama disfruta de un enorme éxito y goza en la actualidad de una gran popularidad en Soave, donde cuenta con un preciado viñedo en Monte Foscarino, uno de los cru más significativos de la denominación. El viñedo se localiza en suelos de basalto de origen volcánico y se dedica obviamente al cultivo de la autóctona garganega según el sistema de pérgolas tradicional en Verona. La bodega también cuenta con viñedos en Colli Berici, donde Stefano Inama da rienda suelta a su creatividad con los vinos tintos, trabajando con la variedad carmenère y sacando lo mejor de sí de sus terrenos arcillosos.

Entre los vinos de Soave que nos ofrece la bodega Inama, Vigneto du Lot destaca por su riqueza y carácter, debido tanto a su procedencia de un único viñedo como a su paso por madera. El viñedo, sito en Monte Foscarino, en el área clásica del Soave donde se localizan los terrenos de la bodega, cuenta con una exposición al sudoeste y las cepas de garganegra se hallan injertadas en el viejo pie "Rupestris du Lot", que produce uvas más concentradas que se dedican a vinos destinados a envejecer.

Un toque de barrica nueva, sabiamente integrada, eleva este Soave a una dimensión contemporánea que realza su personalidad. También su fermentación se realiza en barricas, nuevas en un 30%, para luego proseguir su envejecimiento en contacto con sus lías finas durante 6 meses, tiempo durante el cual se le realiza un batonnage frecuente. Tras otros 6 meses de reposo en depósitos de acero, Vigneto de Lot estará listo para su embotellado.

De un espléndido y consistente color dorado, que revela su carácter y potencial, Vigneto du Lot exhibe una nariz rica e intensa que reúne aromas dulces de flores silvestres: manzanilla, saúco, iris. Las notas de vainilla están bien integradas y evolucionan con el paso del tiempo acentuando los aromas del vino. En boca se muestra amplio, aterciopelado, glicérico, con recuerdos de fruta madura y un magnífico retrogusto de almendra y vainilla.

Combina a la perfección con platos de sabor intenso, como vieiras y crustáceos o cocina asiática en tempura; también con platos tradicionales italianos como linguini con camarones, espaguetis con botarga, bigoli con sardinas o pato y, por supuesto, con platos de verduras como ratatouille, peperonata (pimientos asados) o berenjena a la parmesana.

  • Graduación: 13,0%
  • Temperatura de servicio óptima: Entre 6ºC y 8ºC

Inama Soave Classico Vigneto du Lot 2016
Anverso y reverso

Fazi Battaglia Verdicchio di Jesi San Sisto 2015 (2 botellas)

Blanco. Fazi Battaglia Castelli di Jesi Verdicchio Riserva, Italia Verdicchio

Botella: 18,48 € socios club / 21,00 € no socios


La historia de Fazi Battaglia transcurre en paralelo a la del vino de Marche y al Verdicchio. Aunque su trayectoria es difícil de resumir en pocas lineas, la bodega fue fundada en 1949 y se dio a conocer en todo el mundo gracias a la histórica botella de ánfora en la que se comercializó su Verdicchio desde 1953. No puede decirse que fuera un gran vino, pero sí ayudó a difundir ese estilo en todo el mundo y dio inicio a un proceso de remodelación y clasificación del viñedo de Marche que continua hasta nuestros días.

Hoy, décadas después del lanzamiento de esa legendaria botella, no cabe duda que esa experiencia no ha hecho más que favorecer la calidad del producto. Las parcelas y clones de verdicchio se han dividido gradualmente y se han vinificado por separado, identificando así algunos de los crus más significativos del área de Castelli di Jesi. Además, la histórica bodega de Fazi Battaglia, localizada en Castelplanio, ha sido completamente renovada y para el envejecimiento de San Sisto, el Verdicchio de Jesi Riserva DOCG que mejor representa la producción de la bodega, se han usado grandes barriles.

San Sisto es un viñedo que fue adquirido en 1991 y encarna a la perfección el proyecto de relanzamiento de Fazi Battaglia. De intenso color amarillo pajizo con brillantes reflejos dorados, en nariz se expresa con un magnífico bouquet mantecoso y afrutado, con recuerdos de fruta madura que van desde la ciruela hasta el melocotón. Evoca con majestuosidad el área marítima de la denominación Castelli di Jesi Verdicchio, con recuerdos salinos y notas de hiniesta, cáscara de naranja y almendra amarga, acompañados por otras notas especiadas como el azafrán y un ligero toque tostado. En boca es redondo, cálido, pleno y rico, con un maravilloso sabor que sostiene y acentúa su opulencia. De larga persistencia, con recuerdos almendrados en su despedida. Envejece durante un año, en parte en depósitos de acero y en parte en grandes barriles de madera.

Quesos semicurados

  • Graduación: 14,0%
  • Temperatura de servicio óptima: Entre 6ºC y 8ºC

Fazi Battaglia Verdicchio di Jesi San Sisto 2015
Anverso y reverso

Guido Marsella Fiano di Avellino 2015 (2 botellas)

Blanco. Guido Marsella Fiano di Avellino, Italia Fiano

Botella: 18,04 € socios club / 20,50 € no socios


Guido Marsella fue el primer productor de Fiano di Avellino en comercializar su vino después de un año de crianza en bodega. Hasta entonces, la práctica habitual de los productores de Irpinia era comercializar el vino justo después de la vendimia, apenas tras un tiempo mínimo de estabilización en depósitos de acero. Marsella puede presumir justificadamente de haber sido el primero en hacerlo y de haber inspirado a muchos otros que le siguieron después. En la actualidad, su Fiano sale al mercado no tras uno sino dos años después de la vendimia.

Aquellos que han tenido el placer de conocerlo coinciden en que Marsella es un hombre muy apasionado. Recuerda con amargura los primeros fracasos y a aquellas personas que le aconsejaron que no pusiera en el mercado un Fiano ya "envejecido". De una precisión casi maníaca en la higiene y la gestión de la bodega, Marsella muestra orgulloso a los visitantes una increíble tina de acero en la que se deposita todo el producto. La razón es simple: de este modo todo el vino envejece junto y llega uniformemente a todo el mundo, ya sea catador, crítico o simple consumidor, sin la más mínima diferencia o imperfección debida al reposo en diferentes recipientes.

Los viñedos están ubicados en un área de Fiano que, desde hace años, se está demostrando como la mejor en cuanto a verticalidad, mineralidad y longevidad de sus vinos. Es el área de Summonte, en la ladera del Monte Partenio, a una altitud que va desde los más de 600 metros hasta aproximadamente los 800. Un terroir volcánico y escarpado, con inserciones rocosas y arcillosas, que tiene su origen en el Vesubio. En resumen, un entorno natural para vinos excepcionales.

Fiano di Marsella tiene una acidez fija de aproximadamente 7g/l y un residuo seco total de aproximadamente 20g/l. Estas cifras describen un vino blanco increíblemente vertical por su acidez y extremadamente estructurado: características que, combinadas, no solo le dan al producto una personalidad marcada, sino que también garantizan una gran longevidad. Como prueba de esto último, el Fiano di Marsella de las primeras vendimias de la década de 2000 es especialmente agradable y demuestra que todavía puede sorprender durante algunas décadas.

La longevidad del Fiano di Marsella es innata y no cuenta con la ayuda del roble. El vino se muestra con una agradable consistencia a la vista, con un delicado color pajizo sin excesos dorados. Su aromática, incluso cuando es joven, se expresa con multitud de cítricos que convencen inmediatamente y sugieren su madurez futura. Es un vino para esperar, como apunta su fragancia aromática de matorral mediterráneo y, sobre todo, sus típicas notas ahumadas, minerales y volcánicas. Su estilo vertical y territorial lo encontramos de nuevo en el paladar, donde el vino se revela con un extraordinario dinamismo, una gran frescura y una estructura de primera categoría.

Risotto / charcutería

  • Graduación: 14,5%
  • Temperatura de servicio óptima: Entre 6ºC y 8ºC

Guido Marsella Fiano di Avellino 2015
Anverso y reverso

¡Suscribirme ahora!